Chamorro: “El ‘germen identitario’ extremeño nació el 25 de marzo”

Conde_Jesus“Cuando los eruditos anden buscando el gran hito de la historia de España algún dedo caerá en Extremadura, la región donde se ha verificado la primera ocupación de tierras en formas multitudinarias y pacíficas”. Son las palabras del periódico Claridad sobre las ocupaciones, que reproduce con entusiasmo el escritor extremeño Víctor Chamorro. Se cumplen 80 años de aquella fecha, en la que entre 60.000 y 80.000 campesinos tomaron 3.000 fincas en Extremadura.

Chamorro ha estudiado en detalle unos acontecimientos que considera determinantes para la historia extremeña. Piensa que aquel capítulo devolvió la dignidad a un pueblo que llevaba demasiado tiempo abnegado. A la pregunta de si el 25 de marzo debería de ser el Día de Extremadura, Chamorro lo tiene claro: “Lo he dicho siempre. Lo he escrito en todos mis libros”.

“La España latifundista se echó a temblar”

Para este experto, por primera vez en la historia los extremeños fueron conscientes de su explotación. “Deciden, sin ningún sentimiento de venganza y revancha, ser ellos los protagonistas de su propia historia y de su vida”, asegura. Por eso sitúa aquí el ‘germen identitario’ extremeño,  ya que, en “una tierra que nunca había tenido conciencia de unidad y que había tenido a los trabajadores del campo desunidos por los latifundistas y por la Iglesia”, se produce  “el germen de identidad que nunca hubo. Extremeños unidos iban a ser los que gobernarían su tierra, vivirían de su tierra, rompiendo los cerrojos de la propiedad medieva”.

Aquella madrugada del 25 de marzo del 36, cuando se dirigían a los campos con la yunta y el azadón, se entonaban vivas a la República y la Internacional. Pero sin ningún lugar a dudas también había un sentimiento soterrado de que aquello podía terminar en una matanza, como bien apunta Chamorro. De hecho se habían dado instrucciones a la Guardia Civil, e incluso Azaña parece ser que movilizó al ejército. a la espera de lo que pudiera ocurrir. “Pero las movilizaciones se hicieron sin ningún incidente. Era tantísima la pedagogía política que habían conseguido los trabajadores en tan poco tiempo… Aquello resultó tan extraordinario que toda la España latifundista del centro y del sur se echó a temblar”.

Aquí el escritor hace una reflexión en alto: “Se dice que la Guerra Civil la aceleró el asesinato de Calvo Sotelo, pero yo estoy convencido de que las ocupaciones de tierra de Badajoz aceleraron el golpe a la República por parte de Franco, en representación de la banca, de la Iglesia, de los terratenientes y de todos los poderes fácticos”.

“Cuando en Castilla había hambre, en Extremadura había hambruna”

SPAIN. Extremadura. A committee of peasants saluting, with their fists, militians leaving to join the forces in Madrid. 1936.

La historia de las ocupaciones colectivas no es un acontecimiento espontáneo que ocurra de la noche a la mañana. Chamorro advierte que es necesario irse varios siglos atrás para comprender el contexto. En concreto a la Extremadura del siglo XIII, cuando se distribuyó la tierra de una manera tan increíble que hubo unos señores como Gutierre de Sotomayor que adquirieron 500.000 hectáreas de terreno a los moros. “Hubo un discurso puesto por la Iglesia que decía: ‘Bienaventurados los mansos, que vosotros poseeréis la tierra’. Se refería a la tierra celestial”.

La región quedó en manos de una docena de personas que dedicaron la tierra al negocio de las ‘hierbas’ en detrimento de los campesinos. Los campesinos veían cómo llegaban hasta cuatro millones de cabezas de ganado “mientras ellos morían de inanición o recurrían a la emigración”. Chamorro recuerda las palabras de Felipe Trigo y pone de manifiesto que eran generaciones enteras que iban muriendo lentamente de hambrunas y de enfermedades que solo se daban en Extremadura. Enfermedades como el paludismo. “La enfermedad nacía en las charcas, que eran los abrevaderos gratuitos de los latifundistas que no querían drenar”.

¿Cómo es posible mantener una estructura medieval así, durante tantos siglos? Para el historiador no había vasallos. Había señores y hambrientos. “Cuando en Castilla había hambre, en Extremadura había hambruna”.

“Bienaventurados los bravos”

El discurso se mantiene hasta el siglo XX, cuando empiezan a llegar a Extremadura las primeras voces anarquistas y socialistas. Será entonces cuando al discurso de la Iglesia se le dé la vuelta y se transforme en: “Bienaventurados los bravos, que sois capaces de recuperar la tierra que os fue arrebatada”. El escritor e historiador extremeño piensa que fue una “pedagogía de urgencia”, porque mientras que la hambruna se apoderaba de las mentes y los cuerpos, comenzó un experimento “increíble”.

Se hicieron unas preguntas muy simples:

-“¿Qué habíais sido vosotros hasta ahora en vuestra tierra?

Los campesinos dicen:

-Nada.

-¿Qué desearíais ser?

-Querríamos ser algo.

-Pues con la unidad, con la solidaridad, podríais ser todo, porque sois el 95% de la gente que trabaja en esta tierra.

“Esto se hace en un cursillo aceleradísimo, porque si no se extirpa el anhelo de venganza las ocupaciones ante tantos siglos de frustración y de muerte, las ocupaciones no se podrían haber hecho de la forma que se hicieron. Unas ocupaciones que conmovieron al mundo”, profundiza Chamorro.

“Toda España miraba a la FNTT de Badajoz”

Víctor destaca cómo se dan la mano anarquistas, socialistas y comunistas, porque la organización de la ocupación la lleva la Federación Nacional de Trabajadores de la Tierra (FNTT) de Badajoz, una organización puntera en toda España. Cuando se tomaba la decisión de ir a la huelga en el campo toda España miraba a la FNTT de Badajoz. Los campesinos entraron a las tierras que les asignó la FNTT. Lo hicieron con la idea de ponerse a labrar y sÓlo salir de ahí con los pies por delante. Su fortaleza, sentirse respaldados por la solidaridad de 60.000 yunteros.

Memoria y olvido

Surgen muchas preguntas charlando con el escritor. Por ejemplo, ¿cómo es posible que haya tantos extremeños que desconocen esta fecha? Son varios los motivos. En primer lugar que en la época de Franco esto era un tabú. Aunque advierte que las nuevas generaciones no se han enganchado porque la fecha se ha omitido en la escuela. “Esto dejó de hablarse, y cuando llegó la democracia las fuerzas progresistas pensaron que le había llegado el momento a Extremadura y Andalucía. Pero el Partido Socialista en el poder no quiso impartir pedagogía política y se dio cuenta de que el campesino ya no quería oír hablar ni de reforma agraria ni de nada, porque le recordaba a lo que le había pasado a sus abuelos y bisabuelos”. “El campesino prefirió la limosna del PER a hacer una reforma agraria y haberle dado a cada persona la tierra suficiente para poder vivir de ella y no tener que emigrar”.

Franco quiso escarmentar a los yunteros

Aquellos protagonistas de las ocupaciones fueron expurgados, perseguidos, buscados. Hasta 1952 siguen matando a gente que había sido desafecta al movimiento. Comenta Chamorro que Franco, en lugar de ir directamente a Toledo, en dirección a Madrid, ordenó un desvío a Badajoz. Había gente que no entendía, pero el dictador quería darle una réplica a los yunteros por lo que le habían hecho pasar a los latifundistas. “La represión en Badajoz fue espantosa, se devolvieron las tierras ocupadas a sus antiguos dueños y a partir de ese momento nadie intentó hablar jamás de una reforma agraria”.

Surgen más preguntas: -¿No da la sensación de que hay gente que sigue teniendo miedo de hablar abiertamente de esto? “En la Extremadura profunda sí. Hablar de esto y hablar de lo que ocurrió en la plaza de toros de Badajoz. Son temas tabúes. El miedo en Extremadura se mantuvo durante mucho tiempo, todo el Franquismo, y se ha mantenido con la democracia porque no ha habido pedagogía política”, concluye Chamorro.

Anuncios

2 comentarios

  1. No se hablaba por temor ,mi padre a mi me contaba las cosas que pasó en la guerra ,y después en campos d concentración, la mayoría de las personas no contaban nada a sus hijos por eso se empieza a ver un futuro muy incierto ,y los políticos de turno no hacen nada por el progreso de Extremadura ,los jóvenes siguen saliendo a buscar trabajo porque allí no tienen para comer!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s