“A la sana opinión Extremeña”, de A. Elviro Berdeguer (1918)

antonioelviro_rostroANTONIO ELVIRO BERDEGUER // El periodo de crisis agudísima actual que sufre España, obliga a ocuparse detenidamente de las fuerzas vivas que la integran, reseñando muy a la ligera los problemas palpitantes en los cuales se estriba la lucha económica que agitan todos los gremios de producción.

Crisis económica, social, cultural y política. Todas ellas, producto de la evolución, cuya marcada influencia pretende reformar los principios, derrocan las antiguas estabilidades sancionadas por leyes y costumbres y levantan sobre los escombros de la historia los nuevos edificios donde germinarán las modernas libertades colectivas.

Por esto ha de exigirse el concurso de la opinión pública, ya que los grandes movimientos sociales no pueden realizarse bajo la direccion de los egoísmos, en las sombras donde las comparsas de nuestra política mercantil han desgobernado a España, a espaldas de las sanas corrientes patrióticas del país. Nuestro ideal ha de ser progresista, ya que el pueblo al sentir las grandes injusticias, anhela la reformación de arcaicas leyes y patriarcales costumbres. Y la palabra progreso se eleva sobre los egoísmos individuales, y sobre las tinieblas de los odios privados.

De aquí, que nosotros dediquemos toda nuestra reducida actividad a hacer labor nacionalista en el más amplio sentido genérico, partiendo del término Estado, para luego destejer la urdimbre que forman las provincias españolas quedando entre nuestras pecadoras manos la abúlica región extremeña (sin la propia estimación y sin la fe en su propia personalidad) para estudiar sus más vitales problemas, pretendiendo en quimérica aspiración remediar sus llagas doloridas por las cuales salen los gusanos de los partidismos políticos y las fétidas emanaciones de la envidia y de la intriga.

No pensemos, al ofrendar nuestra buena fe por una soñada regeneración, combatir excelsas soberanías y cometer el nefando crimen de asesinar a la patria, para repartir sus pedazos en lo que se llama nacionalidades independientes.

Miraremos la pobreza espiritual de nuestros directores políticos, las insaciables ansias de venganzas, la errónea pretensión de gobernar con odios, el chanchullo grosero de la bestialidad, y la falta de inteligencia, la falta de una sólida preparación cívica y doctrinal, la falta de amor mutuo que es el fermento de las almas grandes. Para hacer una labor patriótica debe mirarse a la colectividad desde la atalaya de los elevados sentimientos, desde el punto remoto en que se confunden el ideal y el cariño a los irredentos, sin jamás descender de las inmaculadas alturas del prestigio a la tierra humillante en la que hierven las bajas pasiones.

Todos nuestros esfuerzos deben inspirarse en intentar una congregación de fuerzas vivas, en sumar voluntades, creando los cimientos de una Extremadura nueva y vigorosa, sin la cobardía de las generaciones pasadas y con los sentimentalismos del ardor juvenil.

No debe vacilarse en dedicar horas al desvelo estudiando en los históricos momentos presentes, las fórmulas de prosperidad regional, sin esperar premios, ni siquiera el agradecimiento. Los pueblos no saben agradecer los sacrificios. Y así los errores, al llevar el sello riguroso del patriotismo, al inflamarse los corazones en el fuego vivo de la Patria, traerán con la indulgencia, la inefable satisfacción interior que presta el cumplimiento de los altos deberes ciudadanos.

FICHA DEL TEXTO

Publicación: “El Noticiero”, a 9 de noviembre de 1918
Autor: Antonio Elviro Berdeguer
Antetítulo: Nuestra crisis
Título: A la sana opinión extremeña

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s